lunes, 5 de febrero de 2018

3- SECCIÓN CXVII (117). ABRAHAM Y LAS DOS NACIONES


CONTINUACCIÓN DE LA SECIÓN CXVI (116)
Jacob cojeaba de una pierna, al igual que Pablo, siglos más tarde llevo “una espina” en la carne (2 Cor. 12:7). 
Nunca lo entenderemos cuando Dios permite que a rastremos una espina en nuestro corazón. Para que la sobreviva y el orgullo y la vanidad del hombre no se suba sobre su cabeza. 

Vemos a un hombre triunfante salir de la prueba, con una experiencia que nunca podrá borrar de su mente. Jacob a pesar de su problema disfrutó de la más ricas bendiciones de Dios.Cada lucha deja su cicatrices en la batalla. 

Del mismo modo cada fiel creyente, al pasar por su propia experiencia de Peniel, pueda esperar con toda seguridad el recordativo de su lucha intensa contra sí mismo, contra sus tendencias heredadas y cultivadas. 

Tenemos el mejor ejemplo de la historia del hombre: Cristo llevara por la eternidad las señales de los clavos, ya que gano la contienda contra el mal. 
Pero las nuestras se desvanecerán y serán olvidadas (2 Cor. 4:17; Isa. 65:17). 

Al paso de nuestras terribles cicatrices que son las huellas la gran batalla contra el yo, las huellas de los clavos en las manos de Cristo provienen de un conflicto a nuestro favor contra los poderes de la oscuridad.

Los julios y los árabes todavía no se distingue cual es el tendón que no sede ve de comer. La traducción de la VVR se basa en la LXX, se hizo débil”, “quedo entumecido” o “fue dislocado”. 
Quizá debería traducirse cadena” o con lo que le sería “el tendón de cadera”. 
Y así el termino cambiaría y se llamaría “El tendón de la cadera”. En pleno siglo XXI los judíos ortodoxos se astienen de comer esa parte de cualquier animal. (Tratado de Jolinm Mishna 7.). 

La experiencia de Jacob durante aquella noche de lucha y angustia representa la prueba que habrá de soportar el pueblo de Dios inmediatamente antes de la segunda venida de Cristo.  

El profeta Jeremías, contemplando en santa visión nuestros días, dijo: “Hemos oído voz de temblor: espanto, y no paz,. . . hanse tornado pálido todo los rostros. 

¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto que no hay otro semejante a él: tiempo de angustia para Jacob; mas de ella será librado.” (Jer. 30:5-7). 
El mundo vive dormido, bajo la flor de la dormidera. Muchos pueblos del Oriente no creen en el Mesías llamado el Cristo. Clama a Dios y Matan en su nombre. Oran a Dios, pero violan la ley de Dios. 

Cuando Cristo acabe su obra mediadora en favor del hombre, (Que habla Daniel cap. 7, 8, 9:20-27, 10. 11.12.), empezará ese tiempo de aflicción. 
Maranata
Http://Meditacionesmatinales.blogspot.com
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http:// segunda venida apocaliptica
http://Viajes a través del tiempo y espacio.blogspot.com
http://alientosdevidaeterna.blogspot.com

domingo, 21 de enero de 2018

SECCIÓN CXVI (116 ABRAHAM Y LAS DOS NACIONES.


CONTINUACCIÓN DE LA SECIÓN CXV (115)
Los que no estén dispuesto a dejar todo pecado ni a buscar seriamente la bendiciones de Dios, no lo alcanzarán. 

Pero todos los que se afirmen en las promesas de Dios como lo hizo Jacob, y sean tan vehementes y constantes como lo fué él, alcanzarán el éxito que él alcanzó. “

¿Y Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche, aunque sea longánime acerca de ellos? Os digo que los defenderá presto.” (Luc. 18:7,8.).

En el capitulo 33:10, del Génesis nos encontramos contra todo lo imprevisto, el encuentro con su hermano Esaú fue amigable. Esaú conocía perfectamente el propósito de esos dos grupos, pero Esaú se dejo llevar por los sentimientos naturales y de afecto hacia su hermano. 

Esaú, esté habría sido vencido por la humildad de su hermano Jacob. A verle comprendió que no tenía nada que temer de su hermano. 

El amigable saludo de Esaú hacía recordar la promesa divina tan recientemente concedida a Jacob, en el rostro de su hermano Esaú éste podía leer su bondadoso cumplimiento de esa promesa. 

Uno de los detalles que llama la atención al lector es: La bondad de de Dios y la protección de los ángeles les llevaría a la ciudad de Seir, su deseo era ir a la ciudad de Sukkoth. 

Pero el verdadero destino de Jacob era ir a Canaán, probablemente a la ciudad de Hebrón, donde entonces vivían sus padre Isaac. 

 En el rostro de Jacob se reflejan su profunda gratitud por la indudable Presencia que le acompaño en su viaje (32:20). ¡Feliz el hombre que reconoce que la providencia está a su lado día tras día! (Job 33:26; Sal.11:7). 

Jacob llego a la ciudad de Sichem, (Siquem)) que esta en la tierra de Canaán. Así quedó contestada la oración que el patriarca había elevado en Betel para pedir a Dios que le ayudase a volver en paz a su propio país. Uno de los herrores de Jacob fue plantar sus tiendas cerca de la ciudad. 

Durante algún tiempo habito en el valle de Siquem. Fue allí donde Abraham, más de cien años antes, había establecido su primer campamento y erigido su primer altar en la tierra de promisión. (PP.p. 203). 

 La estada de Jacob y de sus hijos en Siquem terminó en la violación y el derramamiento de sangre. Vivir en las ciudades conducen a grandes problemas. Génesis 34:1-5, la prudencia de Jacob fue cautelosa, savia los hecho ocurridos con su hija, y que Sichen hijo de Hamor el heveo había mancillado a su hija. 

La única hija de la familia fue afligida; los hermanos de ésta se hicieron reos de asesinato; una ciudad entera fué víctima de la matanza y la ruina. 
Maranata
Http://Meditacionesmatinales.blogspot.com
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http:// segunda venida apocaliptica
http://Viajes a través del tiempo y espacio.blogspot.com
http://alientosdevidaeterna.blogspot.com

domingo, 31 de diciembre de 2017

SECCIÓN CXV (115) ABRAHAM Y LAS DOS NACIONES.


CONTINUACCIÓN DE LA SECIÓN CXIV (114)
Jacob cojeaba de una pierna, al igual que Pablo, siglos más tarde llevo “una espina” en la carne (2 Cor. 12:7). Nunca lo entenderemos cuando Dios permite que a rastremos una espina en nuestro corazón. 

Para que la sobreviva y el orgullo y la vanidad del hombre no se suba sobre su cabeza. Vemos a un hombre triunfante salir de la prueba, con una experiencia que nunca podrá borrar de su mente. 

Jacob a pesar de su problema disfrutó de la más ricas bendiciones de Dios. Cada lucha deja su cicatrices en la batalla. Del mismo modo cada fiel creyente, al pasar por su propia experiencia de Peniel, pueda esperar con toda seguridad el recordativo de su lucha intensa contra sí mismo, contra sus tendencias heredadas y cultivadas. 

Tenemos el mejor ejemplo de la historia del hombre: Cristo llevara por la eternidad las señales de los clavos, ya que gano la contienda contra el mal. Pero las nuestras se desvanecerán y serán olvidadas (2 Cor. 4:17; Isa. 65:17). 

Al paso de nuestras terribles cicatrices que son las huellas la gran batalla contra el yo, las huellas de los clavos en las manos de Cristo provienen de un conflicto a nuestro favor contra los poderes de la oscuridad.

Los julios y los árabes todavía no se distingue cual es el tendón que no sede ve de comer. La traducción de la VVR se basa en la LXX, se hizo débil”, “quedo entumecido” o “fue dislocado”.
Quizá debería traducirse cadena” o con lo que le sería “el tendón de cadera”.  

Y así el termino cambiaría y se llamaría “El tendón de la cadera”. En pleno siglo XXI los judíos ortodoxos se astienen de comer esa parte de cualquier animal. (Tratado de Jolinm Mishna 7.). La experiencia de Jacob durante aquella noche de lucha y angustia representa la prueba que habrá de soportar el pueblo de Dios inmediatamente antes de la segunda venida de Cristo.  

El profeta Jeremías, contemplando en santa visión nuestros días, dijo: “Hemos oído voz de temblor: espanto, y no paz,. . . hanse tornado pálido todo los rostros. ¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto que no hay otro semejante a él: tiempo de angustia para Jacob; mas de ella será librado.” (Jer. 30:5-7). 

El mundo vive dormido, bajo la flor de la dormidera.
Muchos pueblos del Oriente no creen en el Mesías llamado el Cristo.  

Clama a Dios y Matan en su nombre. Oran a Dios, pero violan la ley de Dios. Cuando Cristo acabe su obra mediadora en favor del hombre, (Que habla Daniel cap. 7, 8, 9:20-27, 10. 11.12.), empezará ese tiempo de aflicción. Entonces la suerte de cada alma habrá sido decidida, y ya no habrá sangre expiatoria para limpiarnos del pecado.
Maranata
Http://Meditacionesmatinales.blogspot.com
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http:// segunda venida apocaliptica
http://Viajes a través del tiempo y espacio.blogspot.com
http://alientosdevidaeterna.blogspot.com

domingo, 10 de diciembre de 2017

SECCIÓN CXIV (114) ABRAHAN Y LAS DOS NACIONES.


CONTINUACCIÓN DE LA SECCIÓN CXIII
Esaú avisto a su hermano y se dejo llevar por los sentimientos naturales de afecto fraternal. No olvidemos que Dios le hizo una visita a Esaú, advirtiéndole que no le hiciese daño a su hermano. Ya que estaba protegido por Dios.

Esaú había sido vencido por la humildad de su hermano Jacob. Comprendió que no tenia nada que temer de su hermano Jacob.
La experiencia de Jacob debería ser un aviso para el pueblo de Dios, que guarda sus mandamientos y tiene la fe de Jesucristo. 

Tal será la experiencia del pueblo de Dios en su lucha final con los poderes del mal. Dios probará la fe de sus seguidores, su constancia, y su confianza en el poder de él para librarlos. (Jer.30:5-7). 

Cuando Cristo acabe su obra en el lugar Santísimo en favor del hombre, entonces empezará ese tiempo de aflicción. Entonces la suerte de cada alma habrá sido decidida, y ya no habrá sangre expiatoria para limpiarnos del pecado. 

Cuando Cristo deje su posición de intercesor ante Dios, se anunciará solemnemente: “El que es injusto, sea injusto todavía: y el que es sucio, ensúciese todavía: y el que es justo, sea todavía justificado: y el santo sea santificado todavía.” 

Tal sera la experiencia del pueblo de Dios en su lucha final con los poderes del mal. 

Dios probará la fe de sus seguidores, su constancia, y su confianza en el poder de él para librarlos.

¿Qué sucederá con aquellos que no se han arrepentido sinceramente de sus pecados y de su idolatría? 

 ¿Podrán tener la paz en sus corazones cuando llegue la prueba? Antes de la prueba todo corazón deberá estar limpio de pecado, ya que no habrá intercesor. 

No podemos hacer por nosotros mismos lo que Cristo hace, es danos el perdon. En toda nuestra desamparada iniquidad, debemos confiar en los méritos del Salvador crucificado y resucitado. Nadie perecerá jamás mientras haga esto. 

El Señor enseño a su siervo que sólo el poder y la gracia de Dios podría darle las bendiciones que anhelaba. Así ocurrirá con los que vivan en los últimos días de la historia de la humanidad. 

Cuando los peligros los rodeen, y la desesperación se apodere de su alma, deben de depender únicamente de los méritos de la expiación de Cristo. 

Las mayores victoria de la iglesia de Cristo o del cristianismo no son las que ganan mediante el talento o la educación, la riquezas o el favor de los hombres. 

Son las victorias que se alcanzan en la cámara de la audiencia de Dios, cuando la fe fervorosa y agonizante se ase del poderoso brazo de la omnipotencia mediante la oración, Jacob comprendió esto perfectamente. Dependió de la gracia de Cristo.
Maranata
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http:// segunda venida apocaliptica
http://Viajes a través del tiempo y espacio.blogspot.com
http://alientosdevidaeterna.blogspot.com

sábado, 25 de noviembre de 2017

SECCIÓN CXIII (113) ABRAHAN Y LAS DOS NACIONES.


CONTINUACCIÓN DE LA SECCIÓN CXII (112)
Jacob cojeaba de una pierna, al igual que Pablo, siglos más tarde llevo “una espina” en la carne (2 Cor. 12:7). Nunca lo entenderemos cuando Dios permite que a rastremos una espina en nuestro corazón. 

Para que la sobreviva y el orgullo y la vanidad del hombre no se suba sobre su cabeza. Vemos a un hombre triunfante salir de la prueba, con una experiencia que nunca podrá borrar de su mente. Jacob a pesar de su problema disfrutó de la más ricas bendiciones de Dios.

Cada lucha deja su cicatrices en la batalla. Del mismo modo cada fiel creyente,  como soldado de Cristo, al pasar por su propia experiencia de Peniel, pueda esperar con toda seguridad el recordativo de su lucha intensa contra sí mismo, contra sus tendencias heredadas y cultivadas. 

Tenemos el mejor ejemplo de la historia del hombre: Cristo llevara por la eternidad las señales de los clavos, ya que gano la contienda contra el mal. Pero las nuestras se desvanecerán y serán olvidadas (2 Cor. 4:17; Isa. 65:17). 

Al paso de nuestras terribles cicatrices que son las huellas la gran batalla contra el yo, las huellas de los clavos en las manos de Cristo provienen de un conflicto a nuestro favor contra los poderes de la oscuridad ycontra el rebelde del universo.

Los julios y los árabes todavía no se distingue cual es el tendón que no sede ve de comer. 

La traducción de la VVR se basa en la LXX, “se hizo débil”, “quedo entumecido” o “fue dislocado”.
Quizá debería traducirse cadera” o con lo que le sería “el tendón de cadera”. Y así el termino cambiaría y se llamaría “El tendón de la cadera”. 

En pleno siglo XXI los judíos ortodoxos se astienen de comer esa parte de cualquier animal. (Tratado de Jolinm Mishna 7.).  

La experiencia de Jacob durante aquella noche de lucha y angustia representa la prueba que habrá de soportar el pueblo de Dios inmediatamente antes de la segunda venida de Cristo.  

El profeta Jeremías, contemplando en santa visión nuestros días, dijo: “Hemos oído voz de temblor: espanto, y no paz,. . . hanse tornado pálido todo los rostros. ¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto que no hay otro semejante a él: tiempo de angustia para Jacob; mas de ella será librado.” (Jer. 30:5-7). 

El mundo vive dormido, bajo la flor de la dormidera. Muchos pueblos del Oriente no creen en el Mesías llamado el Cristo. 

Clama a Dios y Matan en su nombre. Oran a Dios, pero violan la ley de Dios. 
Cuando Cristo acabe su obra mediadora en favor del hombre, (Que habla Daniel cap. 7, 8, 9:20-27, 10. 11.12.), empezará ese tiempo de aflicción. Entonces la suerte de cada alma habrá sido decidida, y ya no habrá sangre expiatoria para limpiarnos del pecado. 
Maranata
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http:// segunda venida apocaliptica
http://Viajes a través del tiempo y espacio.blogspot.com
http://alientosdevidaeterna.blogspot.com

sábado, 28 de octubre de 2017

SECCIÓN CXII (112) ABRAHAM Y LAS DOS NACIONES.


CONTINUACCIÓN DE LA SECIÓN CXI (111)
Cuando Cristo deje su posición de intercesor ante Dios, se anunciará solemnemente: 

“El que es justo, sea justo todavía: y el que es sucio, ensúciese todavía: y el que es justo, sea todavía justificado; y el santo sea santificado todavía.” (Apoc. 22:11). 

Entonces el Espíritu que reprime el mal se retirará de la tierra. Como Jacob estuvo bajo la amenaza de muerte de su airado hermano, así también el pueblo de Dios estará en peligro de los impíos que tratarán destruirlo. 

Y como el patriarca luchó toda la noche pidiendo ser liberado de la mano de Esaú, así claramente los justos a Dios día y noche que los libere de los enemigos que los rodean. (PP. p.199). 

Muchos vendrán de Oriente de Occidente, que aunque no conozcan toda la verdad sobre el sábado, o sobre doctrinas. 

Pero en su corazón esta la ley de Dios, impresa por su fe y como consecuencia de esa fe, llegaran sus obras. 

No sabrán leer, ni escribir, pero su corazón esta prendado del amor de Dios. Estos serán llamados a la gran cena. 
Pero recordando la grandeza de la misericordia de Dios, y su propio arrepentimiento sincero, pedirán el cumplimiento de la promesa hecha por Cristo a los pecadores desamparados y arrepentidos. 

Su Fe no faltará porque sus oraciones no sean contestadas enseguida. Se asirán del poder de Dios, como Jacob se asió del Angel, y el lenguaje de su alma será: “No te dejaré, si no me bendices.” 

Lo que hizo Jacob en ante su hermano es un acto de sumisión. (Gén. 33:3) 

Se inclinó. Era una costumbre en el oriente, costumbre que se unas actualmente como signo de respecto a la persona que esta delante de ti. En las Cartas de Amarna del siglo XIV A.c. 

En las cuales se registra que algunos príncipes de Canaan, Hamon, Hititas, y los reyes cananeos. 

Escribieron a un rey egipcio que ellos se prosternaron delante de los pies del faraón “siete veces” o “siete veces”, o posiblemente “siete veces siete veces”. 

Inclinarse siete veces delante de un superior parece haberse considerado como una señal de perfecta humildad y absoluta sumisión. 

Creo humildemente que el profesor y historiador Giuseppe Ricciotti, bajo mi punto de vista como creyente, deja ver la magnitud de la situación de “grandiosidad”, “impresionante”, “terrible”, etc. 

Del problema que estaba pasando Jacob en esos momentos históricos de su vida. 

en el tomo 1º p, 137. Mediante esta manifestación, Jacob esperaba ganar el corazón de su hermano. 

Este acto representaba que él renunciaba por completo a la pretensión de cualquier privilegio especial conseguido previamente mediante la traición y el engaño.
Maranata
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http:// segunda venida apocaliptica
http://Viajes a través del tiempo y espacio.blogspot.com
http://alientosdevidaeterna.blogspot.com

miércoles, 11 de octubre de 2017

SECCIÓN CXI (111) ABRAHAM Y LAS DOS NACIONES


CONTINUACCIÓN DE LA SECIÓN CX (110)
Jacob cojeaba de una pierna, al igual que Pablo, siglos más tarde llevo “una espina” en la carne (2 Cor. 12:7). Nunca lo entenderemos cuando Dios permite que a rastremos una espina en nuestro corazón. 

Para que la sobreviva y el orgullo y la vanidad del hombre no se suba sobre su cabeza. Vemos a un hombre triunfante salir de la prueba, con una experiencia que nunca podrá borrar de su mente. 

Jacob a pesar de su problema disfrutó de la más ricas bendiciones de Dios.
Cada lucha deja su cicatrices en la batalla. Del mismo modo cada fiel creyente, al pasar por su propia experiencia de Peniel, pueda esperar con toda seguridad el recordativo de su lucha intensa contra sí mismo, contra sus tendencias heredadas y cultivadas. 

Tenemos el mejor ejemplo de la historia del hombre: Cristo llevara por la eternidad las señales de los clavos, ya que gano la contienda contra el mal. Pero las nuestras se desvanecerán y serán olvidadas (2 Cor. 4:17; Isa. 65:17).

 Al paso de nuestras terribles cicatrices que son las huellas la gran batalla contra el yo, las huellas de los clavos en las manos de Cristo provienen de un conflicto a nuestro favor contra los poderes de la oscuridad.

Los julios y los árabes todavía no se distingue cual es el tendón que no sede ve de comer. 
La traducción de la VVR se basa eb¡n la LXX, “se hizo débil”, “quedo entumecido” o “fue dislocado”.

Quizá debería traducirse “cadena” o con lo que le sería “el tendón de cadera”. Y así el termino cambiaría y se llamaría “El tendón de la cadera”. 

En pleno siglo XXI los judíos ortodoxos se astienen de comer esa parte de cualquier animal. (Tratado de Jolinm Mishna 7.). 

La experiencia de Jacob durante aquella noche de lucha y angustia representa la prueba que habrá de soportar el pueblo de Dios inmediatamente antes de la segunda venida de Cristo.  

El profeta Jeremías, contemplando en santa visión nuestros días, dijo: “Hemos oído voz de temblor: espanto, y no paz,. . . hanse tornado pálido todo los rostros. 

¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto que no hay otro semejante a él: tiempo de angustia para Jacob; mas de ella será librado.” (Jer. 30:5-7). 

El mundo vive dormido, bajo la flor de la dormidera.
Muchos pueblos del Oriente no creen en el Mesías llamado el Cristo. Clama a Dios y Matan en su nombre. Oran a Dios, pero violan la ley de Dios. 

Cuando Cristo acabe su obra mediadora en favor del hombre, (Que habla Daniel cap. 7, 8, 9:20-27, 10. 11.12.), empezará ese tiempo de aflicción. Entonces la suerte de cada alma habrá sido decidida, y ya no habrá sangre expiatoria para limpiarnos del pecado. 
Maranata
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http:// segunda venida apocaliptica
http://Viajes a través del tiempo y espacio.blogspot.com
http://alientosdevidaeterna.blogspot.com